"Tuvimos la oportunidad de conocer a esta simpática mujer venezolana de pura cepa, de 27 años, que luego de sus estudios culinarios fuera del país, regreso con la idea de ofrecerle a los caraqueños, una nueva manera de disfrutar los mejor de un restaurant, en la comodidad del hogar de quién lo solicite." Guia-Gourmet

"Pamela, es una chef que se caracteriza por tomar en cuenta siempre la opinión del cliente, disfrutar de su trabajo y sentirse alegre al momento de realizar su labor." Tu Gastronomía

PAMELA CON KARLOS ARGUIÑANO

Pamela (en la foto a la derecha) salió en la Revista española SEMANA en julio 2006 en compañía de Karlos Arguiñano y sus hijos. Aquí pueden leer el artículo.

Karlos Arguiñano: “Estoy encantado de que mis hijos trabajan conmigo”

El popular cocinero cumplirá 58 años en septiembre.

Lleva nada menos que diecisiete años ayudándonos con sus recetas de cocina, y haciéndonos reír con sus chistes verdes, ha escrito 55 libros, vendido más de cuatro millones de ejemplares… Además, creó una escuela de cocina y abrió un hotel restaurante en Zarautz (Guipúzcoa) donde vive, es actor ocasional y productor de cine. Es, cómo no, Karlos Arguiñano, quien a sus casi 58 años, se prepara para disfrutar de unas más que merecidas vacaciones.
- Pero no estoy cansado, estoy muy bien, aunque tengo que confesar que sólo hago esto. Me he quitado responsabilidades des restaurante, que llevan mis hijos, de la academia, de la productora… Ahora sólo meto mano en la cocina de la tele. Pienso en dar una receta y en agradar. Porque en la televisión si no entretienes aburres, y si aburres te mandan a casa, seas quien seas.

El gracioso del grupo

- Y tú pareces pasarlo en grande pantalla.
- Es que si fuese así difícilmente iba a divertir a nadie. Yo les hacía y gracia a mis amigos cuando teníamos 14, 16, 20 años; fui muy gracioso en la mili; me casé y a mi mujer le hacía mucha gracia… Ahora a lo mejor no tanta pero también es normal, porque me tiene muy calado.

- ¿Tus hijos han heredado tu sentido del humor?
- Creo que sí. Los veo graciosos y eso les puede ayudar mucho en la vida. Tengo ocho, cinco chicos (Enero, Zigor, Karlos, Martín y Josefa) y tres chicas (María y Pamela, que son adoptadas, y Amaia). En este momento los ocho están trabajando en el negocio familiar, en el hotel, en el restaurante y en el bar. Y eso me encanta. Incluso a los tres que en invierno hacen cosas distintas en verano los tengo aquí colaborando.

El testigo profesional

- ¿Quienes son?
- Karlos, que es director de fotografía; Martín que trabaja en un asesoría; y Amaia, la única que aún esta estudiando. Hace ingeniería mecánica, ha acabado segundo curso con muy buenas notas y le suela hacer fotos porque es el único Arguiñano al que he visto leyendo…

- ¿Cuál se parece más a ti?
- El testigo profesional lo puede coger cualquiera porque creo, de verdad, que todos están muy capacitados. Pero para la televisión, yo creo que Josefa, el quinto, que es el más atrevido. Dicen que es como yo, pero vaya, a mí me parece un sinvergüenza. Aunque también simpático y dicharachero.

- Llevas 35 años casado con Luisa, ¿cuál es el secreto?
- Hablar poco. Siempre se dice que lo importante es el dialogo… pero no, no creo. Tiene que haber comprensión, respeto… sé puede ser un poco pillín, pero no una mala persona. Después de tantos años yo ya sé lo que le gusta a mi mujer y lo que no, sin necesidad de que me le diga.

Abuelo orgulloso

-¿Eres un buen padre?
- Lo potente de la educación del hogar lo ha llevado mi mujer, pero coreo que soy un padre majo. Un padre que a todos los hijos les gustaría tener, aunque, eso sí, siempre habla del trabajo, porque éste dignifica.

- ¿Y como abuelo?
- Bueno, mi hijo mayor, Enero, me ha dado tres nietos, la mayor, Uxue, tiene 19 meses, y Viktor y Anne, gemelos, sólo mes y medio. Se me cae la baba con ellos. Karlos tiene un precioso caserío en las afueras de Zarautz, donde es feliz con sus animales, sus árboles (más de 400), sus verduras… Un remanso de paz que disfruta, aunque tiene más aficiones.
Soy un tipo nervioso, que me levanto a las 7 de la mañana y que salgo a caminar. Y los viernes quedo a cenar con mis amigos. Pero también voy a pescar, veo el ciclismo, las carreras de motos, los partidos de pelota vasca…

- ¿Verlos y practicarlos?
- Uyyy, que va. Yo ya practico pocas cosas, salvo la cocina… Todo lo que implique esfuerzo físico u sudor lo llevo mal.

- Pareces un hombre feliz.
- Si lo soy. No me parece complicado, no aspiro a nada especial, me gusta atender a mi gente y no molestar a nadie, ni gritar.

- Por tu restaurante han pasado infinidad de famosos, ¿hay alguno al que te gustaría invitar a cenar y aun no has podido?
- Siempre lo he dicho: a quienes no se han sentado jamás en un restaurante. No me interesan especialmente los famosos. Me gustaría un día dar de comer a diez personas que nunca se han podido permitir ese lujo. Gente mayor, de más de 70 ó 75 años, que hayan siempre estado trabajando duramente y a quienes nunca se le agradece nada. Ofrecerles seis medios platos, tres medios postres, beber tres vinos distintos, café, copa y puro.

Raquel Martínez
Foto Soledad González

Correo: unchefacasa@gmail.com - Teléfono: 0426 199 08 64

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP